De la mente de Alberto Córdova


EL PUP UN PARTIDO EN EL QUE TODOS CABEMOS
septiembre 28, 2010, 10:02 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas:

ARISTOTELES

ARISTOTELES

LOGO DEL PUP

LOGO DEL PUP

si sere pendejo

si sere pendejo

A 15

EL PUP ES UN PARTIDO DEMOCRATICO EN EL QUE TODOS ESTAMOS (ALGUNOS SIN CREDENCIAL)

YO SOLO SE QUE NO SE NADA
cree que el no es un Pendejo
ARISTOTELES
Aristóteles

BREVE INTRODUCCIÓN.
Advertencia: antes de seguir leyendo
Su lectura no esta recomendada para personas sin sentido del humor o que se ofenden fácilmente con el uso de palabras altisonantes.
Si decide seguir leyendo será bajo su propia responsabilidad

COMO CONOCI A HERMENEGILDO.
Hace muchos años cuando trabajaba para la industria farmacéutica como representante medico, asistí a una convención de ventas en la hacienda de Vista Hermosa. (Morelos, México)Los asistentes a una convención siguen un protocolo de seriedad y de un orden con un programa de actividades.
Hermenegildo fue invitado como orador y fue todo un éxito. Después de su intervención empecé a mirar las caras de mis compañeros pensando como los clasificaría (y ellos a mi)
Todavía recuerdo algunas de sus aseveraciones, como “si los pendejos del mundo volaran, obscurecían al cielo” “si a todos los pendejos los encerraran en un corral”
¿Quién cerraría la puerta por fuera?

LOS INICIOS DEL PUP.
La organización denominada PRO UNIFICACION DE LOS PENDEJOS, mejor conocida por sus siglas, PUP, fue creada allá a principios de los años 50 por un pícaro, genial y simpático filósofo popular que en vida llevó el nombre de Hermenegildo L. Torres.

Una de las características que distingue a esta organización es que cuando descubrimos la simpleza de su filosofía, la claridad de sus conceptos y lo práctico de sus consejos- nos induce a aceptar que todos tenemos cabida en el PUP, sin importar el ángulo desde el que se lo perciba.

Si nos damos cuenta, hoy por hoy, nuestra sociedad (global) se asfixia en una atmósfera materialista y a causa de todo tipo de intereses creados, lo que nos obliga a aceptar las cosas como vienen y a olvidarnos, incluso, de nuestra propia tranquilidad… ¡Cada quién está en lo suyo!… Sin embargo, el PUP nos coloca en una posición cómoda porque por más que presumamos que sabemos o que conocemos, al ajustarnos al principio del gran filósofo griego, Sócrates, quien sentenció: “YO SÓLO SÉ QUE NO SÉ NADA”, comenzamos a ver la vida desde otro ángulo; a romper con los cánones establecidos y a crear una ética más justa y más cómoda para nosotros mismos, para nuestras familias y para la sociedad en general.

Don Hermenegildo sabía que sólo cimentado nuestra existencia en una frase filosófica no era suficiente para cambiar el concepto sobre nuestra esencia y modo de vivir, así es que amplió la propuesta socrática y le dio un sentido ameno y picaresco a la cuestión aplicando el siguiente razonamiento: si Sócrates dijo: “YO SÓLO SÉ QUE NO SÉ NADA”, por deducción lógica, puede inferirse que reconoció y confirmó… “SOY UN PENDEJO”. Y si yo, tú, nosotros y ellos aceptamos que somos una bola de pendejos, entonces tendremos algo en común que nos hermane, nos iguala como grupo humano en el que todos cabemos, sin distinción de nacionalidades, raza, sexo

La vida y la muerte son circunstancias, por antonomasia, que sitúan a todos los humanos en el mismo nivel. Pero además, el “PUP” nos ofrece una tercera manera de igualarnos: nos invita a aceptar con humildad y resignación no saber nada de nada, condición que nos acerca, a todos y cada uno, más que cualquier otra razón o doctrina a una verdad incuestionable: “YO SOY UN PENDEJO!”…

El creador del PUP despoja de todo sentido ofensivo o doloso a esta palabra, y la emplea como sinónimo de ignorancia, torpeza, egoísmo, terquedad, arrogancia y mojigatería. Y, apoyándose desde el principio en al teoría socrática, que le marca un límite al saber o al conocimiento humano, hace gala de un sentido festivo, alegre y crítico, pero, al mismo tiempo, constructivo, enfatizando los errores más comunes del género humano. Una de las frases favoritas de don Hermenegildo L. Torres es, sin duda, ésta: “¡POR LA DIGNIDAD DE LOS PENDEJOS!”, aunque también solía pronunciar con frecuencia esta otra: “¡POR UN PENDEJO MEJOR!”.

Entonces, si el lector no cuenta con tiempo para leer tratados completos de filosofía, antropología, sociología e historia, la lectura de éste libro subsanará tal carencia

DEFINICIÓN DE LA PALABRA PENDEJO.
Según el diccionario de la Real Academia Española, “PENDEJO” se le dice al pelo que nace en el pubis y las ingles, pero esta acepción está totalmente en desuso. ¿Quién de nosotros ha escuchado alguna vez alguien decir que se rasuró sus pendejos púbicos?

Sin embargo, en lugares como México, un pendejo se define como hombre tonto, bobo, estúpido o idiota; en Cuba y en Costa Rica, a un cobarde se le dice pendejo; en Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile, un pendejo es un niño pequeño, un púber necio o travieso. En España, un pendejo tiene más o menos el mismo significado que en México; sin embargo, calificar de pendeja a una mujer es decirle golfa; es compararla con una cualquiera; es insultarla. En Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá, así como en Puerto Rico, Venezuela y Colombia, un pendejo también tiene en mayor o menor grado, los mismos atributos y significados que en México. En Brasil, la palabra pendejo existe y se pronuncia casi igual; también hay un término muy similar que es “pentelho”, pero ellos, al pendejo, comúnmente, le dicen “chato”.

En México, la palabra pendejo tiene la peculiaridad de contener en sí misma una ambivalencia, que aunque no debemos considerarla como única, sí podemos, con certeza, aseverar que es bastante particular, ya que solamente en física o en química podemos utilizarla cuando nos referimos a esta función o característica la ambivalencia o bipolaridad, y la palabra pendejo es, sin lugar a dudas, bipolar, ya que está plenamente probado que siempre vas a caer para uno u otro de dos extremos de su significado, ya que si no te haces… ¡te hacen!

En los Estados Unidos de Norteamérica, el mayor porcentaje de inmigrados de habla hispana es de origen mexicano, por lo que el significado de pendejo en esa nación es el mismo que en México; sin embargo, en la inmensa mayoría de los países iberoamericanos, esta palabra ha ido incrementando su significado y cobertura para incluir no sólo a éstos, sino que ahora abarca e incorpora a todos aquellos cuya personalidad está adornada, en mayor o menor grado, con alguno de los siguientes aspectos, manifestaciones, indicios, síntomas, síndromes, atributos o peculiaridades: egoísmo, pedantería, vanidad, vacuidad y ostentación; fatuidad y altanería; arrogancia, engreimiento; petulancia y envidia; jactancia, presunción y pusilanimidad

Y, por supuesto, aquí se incluye a los mensos, a los zonzos, los bobos y a los babosos. También están los bocones, los burlones, los chismosos y los embusteros; los rufianes, los patanes; los pelafustanes, bravucones y cretinos; los falsos y farsantes; los chapuceros y faramalleros.

No se escapan los brutos, los ingenuos y los incapaces, los pelmazos, lerdos y palurdos; los necios, los majes, guajes y tarugos; los pazguatos, mentecatos, mojigatos, timoratos, zopencos y zoquetes; los torpes, los tercos y los testarudos; los patanes y los obtusos, obstinados, taimados y ladinos.

Tampoco nos olvidemos de los impertinentes y mostrencos, los badulaques, los maxmordones y los papanatas; los pasma dotes, los retraídos y los ignorantes, más lo cerrados de mollera, los de escaso “caletre”, los pero grullos y los cortos de entendederas. En fin, esta sólida y sonora palabra, poco a poco ha ido tomando fuerza y validez en toso los países del continente americano y de la península ibérica. Tenemos gran confianza, y no dudamos que, a través de nuestra honorable organización y del esfuerzo de sus afiliados alrededor del mundo, muy pronto este término será universalmente comprendido y aceptado, y que, con el tiempo, irá aumentando su contenido semántico con nuevos significados para que cada día podamos incluir y registrar a un mayor número de PENDEJOS.

Después de que un nutrido grupo de distinguidos miembros del PUP realizaron un extenso estudio y una profunda investigación con la ayuda de disciplinas como la gramática, las etimologías griegas y latinas, la lógica, la hermenéutica e, inclusive, la etiología llegamos a la conclusión de que “pendejo” es una bella, sonora y expresiva palabra, y que sólo aquellos que gozan de un alto índice cultural tienen la capacidad de comprender el alcance de su significado y de su trascendencia. Además, también dedujimos que este término propicia y genera una mejor comunicación entre todos los seres humanos en nuestro planeta. Es por ello que ya ha comenzado su implementación en los diccionarios de todos los idiomas del mundo. Por lo pronto, los hablantes del esperanto ya lo han incluido en su léxico cotidiano con su carga semántica completa.

CATEGORÍAS DE PENDEJEZ
1) Pendejo OPTIMISTA: cree que él no es un pendejo.
1) PESIMISTA: cree que sólo él es pendejo.
2) TELESCÓPICO: desde lejos se nota que es pendejo.
3) FOSFORESCENTE: hasta de noche se nota que es pendejo.
4) Pendejo ESFÉRICO: es pendejo por todos lados.
5) APLICADO: se preocupa por aprender pendejadas.
6) CAMPANA: es tan, tan, pero tan pendejo.
7) Pendejo LABORIOSO: todo el día hace pendejadas sin descanso.
8) Pendejo PETULANTE: se enorgullece de ser pendejo.
9) Pendejo ENCICLOPÉDICO: sabe un montón de pendejadas.
10) Pendejo AMIGABLE: se hace amigo de todos los pendejos.
11) Pendejo SIMPÁTICO: hace reír con sus pendejadas.
12) Pendejo LITERARIO: escribe un montón de pendejadas.
ver abajo 3 sub clasificaciones
13) Pendejo PLAYERO: sus pendejadas son arenosas.
14) Pendejo MEGALÓMANO: es galácticamente pendejo.
15) Pendejo ABÚLICO: hace pendejadas sin apuro.
16) Pendejo CREYENTE: cree en un montón de pendejadas.
17) Pendejo CONSCIENTE: sabe que es pendejo.
18) Pendejo SANGRE AZUL: es hijo y nieto de pendejos.
19) Pendejo ALEGRE: se ríe de puras pendejadas.
20) Pendejo INTRAVERTIDO (no “introvertido”): hace sus pendejadas sólo para sí.
21) Pendejo EXTRAVERTIDO (no “extrovertido”): le gusta presumir sus pendejadas.
22) Pendejo EXHIBICIONISTA: sólo sabe hacer pendejadas si tiene público.
23) Pendejo RESERVADO: a nadie le cuenta sus pendejadas.
24) Pendejo LIDER: lo siguen los pendejos.
25) Pendejo INCAPAZ: hace mal sus pendejadas.
26) Pendejo VALIENTE: es capaz de dar la vida por pendejadas.
27) Pendejo DEMAGOGO: cree que el pueblo es pendejo.
28) Pendejo PELÓN: no tiene ni un pelo de pendejo.
29) Pendejo AMBICIOSO: sueña con ser un gran pendejo.
30) Pendejo EXPIATORIO: es un pendejo que a veces resulta útil para cargarle pecados ajenos.
31) Pendejo CONVICTO: lo sentenciaron por pendejo.
32) Pendejo NEURASTÉNICO: se enoja mucho cuando le dicen pendejo.
33) Pendejo ENCUBIERTO: ni el mismo sabe que es pendejo.
34) Pendejo INÉDITO: el que hace su primera pendejada.
35) Pendejo TENAZ: se esfuerza por ser pendejo.
36) Pendejo MATEMÁTICO: es exactamente un pendejo.
37) Pendejo EQUILÁTERO: sus tres lados tienen el mismo grado de pendejez.
38) Pendejo APLICADO: todo el día se preocupa de aprender nuevas pendejadas.
39) Pendejo AMNÉSICO: se le olvida que es pendejo.
40) Pendejo SONÁMBULO: sus mejores pendejadas las hace dormido.
41) Pendejo CODEPENDIENTE: suele hacer sus pendejadas en compañía de otros pendejos.
42) Pendejo CARITA: es pendejo normal pero tiene cara de pendejo mayor
43) Pendejo FACHA: es pendejo normal pero tiene facha de pendejo extraordinario.
44) Pendejo COMPLETO: tiene cara, facha y además es un redomado pendejo.
45) Pendejo ANALIZADO: hace falta que un psiquiatra diplomado le garantice que es un pendejo.
46) Pendejo CAMPEÓN: nadie le gana a hacer pendejadas.
47) Pendejo CON PEDIGRÍ: desciende de pendejos campeones.
48) Pendejo ENAMORADO: le gusta cualquier pendeja.
49) Pendejo INÚTIL: ni las pendejadas hace bien.
50) Pendejo CLANDESTINO: se esconde para hacer sus pendejadas.
51) Pendejo HIPERACTIVO: hace pendejadas una tras otra.
52) Pendejo FILÓSOFO: se pregunta el por qué de sus pendejadas.
53) Pendejo POLÍGLOTA: dice pendejadas en varios idiomas.
54) Pendejo XEROX: copia las pendejadas de los demás.
55) Pendejo ESPERANZADO: cree que lo pendejo se le va a quitar.
56) Pendejo IGNORANTE: todos saben que es pendejo menos él.
57) Pendejo AÑEJO: con el tiempo se hace más pendejo.
58) Pendejo RADIACTIVO: irradia lo pendejo por doquier.
59) Pendejo INSISTENTE: hace la misma pendejada varias veces.
60) Pendejo VIGOROSO: no se cansa de hacer pendejadas.
61) Pendejo ECOLÓGICO: es pendejo por naturaleza.
62) Pendejo PRECAVIDO: es pendejo por si se ofrece.
63) Pendejo MULTIFACÉTICO: es el que abarca dos o más clasificaciones.
64) Pendejo LADA: aquel a quien desde larga distancia se le nota lo pendejo.
65) Pendejo GANDALLA: cree que a todo mundo agarra de su pendejo.
66) Pendejo SABIO: se abstiene de hacer demasiadas pendejadas.
67) Pendejo PONTIFICADOR: opina puras pendejadas.
68) Pendejo OSTENTOSO: grita a mil voces sus pendejadas.
69) Pendejo INVISIBLE: es tan pendejo que nadie lo puede ver.
70) Pendejo APESTOSO: se le huele lo pendejo a leguas.
71) Pendejo FISCAL: pone impuestos a lo pendejo.10.
72) Pendejo AMIGABLE se hace amigo de todos los Pendejos
73) Pendejo de REFERENCIA, esta aun lado de..

Aquí estan las 3 subdiviosiones, en la primera coloco a los “novatos” como Enrique Ortega, Alberto Cordova, Elizabeth Loyola, Roberto Aymes (jazzista mexicano, locutor y escritor) Gary Vidal Ortiz, periodista argentino, Álvaro Ancona, Xochitl Cordova, locutora de Chihuahua, Julián Osante y López

Otra categoría son los “consagrados” Carmen Aristegui, Juan Villoro, Denisse Dresser, Gaby Vargas, Dore Ferriz, Jorge Ramos Avalos, Armando Fuentes Aguirre (Catón) creador de babalucas,


Y en el ultimo apartado los “doctores honoris causa con toga y birrete“como Gabriel Zaid, Enrique Krause, Mario Vargas llosa, Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes

Pendejo:
En el diccionario encontré que el significado de la palabra “pendejo” es algo que tiene que ver con la cobardía, ser pusilánime, infeliz, e incluso un cabello del pubis, pero en el lenguaje corriente lo utilizamos para calificar a quien alcanza un grado de ignorancia que va mas allá de la estupidez.
Hace algunos años se formo un partido denominado PUP, (partido único de pendejos). La mayoría de los afiliados eran personas que habían alcanzado un reconocimiento, éxito en distintas campos de la actividad humana, pero que aceptaron honestamente, en un momento de lucidez, su pendejismo.
De ahí ha nacido en mí la idea de reactivar el contenido filosófico que marca una pauta en el desarrollo de la humanidad, dando la oportunidad de que confrontemos aquello que más nos lastima y que refleja con nitidez lo que somos.

El nuevo pendejismo será el parte aguas que marque la diferencia entre quienes creían ser y los que realmente fueron.
Reconocer nuestro pendejismo es prioritario para llevar una vida plena, acorde con la realidad, somos una bola de pendejos pretendiendo comportarse como humanos, aspirando a tener conocimiento de aquello que rebasa nuestra capacidad.
Hemos tenido suficientes pruebas de nuestro pendejismo durante la historia humana, las guerras, la forma en que formamos nuestras sociedades, las relaciones injustas, la corrupción, adicciones y demás pendejadas están grabadas en cada etapa de la evolución del hombre.

La evolución del pendejismo ha pasado de la época de las cavernas, a la espacial sin muchos cambios, seguimos siendo igual de pendejos que nuestros antepasados y continuamos presumiendo la pendejez como algo que no es vergonzoso.
El pendejonometro aun no se ha inventado, pero creo que hubiera sido muy útil para dar clasificación a quienes honestamente reconocen que la pendejez es algo que forma parte del hombre.
Si crees que estas viendo un pendejo, lo que percibes es tu propio reflejo.
La pendejez es directamente proporcional a tu intención de negarla e inversamente proporcional al cuadrado que te mantiene alejado de la obstinación de alcanzar el grado de racional.
Quien afirma que no es pendejo, esta demostrando que lo es.
Si deseas comprobar la naturaleza de la pendejez, obsérvate a ti mismo.
Pendejos de igual característica, se repelen, los pendejos distintos se atraen, porque la fusión de pendejos de distinto grado logra una reacción explosiva de pendejez que se comprueba al lanzar una bomba atómica.
Un pendejo optimista es el que cree que sus pendejadas le llevaran al éxito.
Nuestra pendejez es tan grande como el deseo de superarla.
La mejor afirmación de que soy un pendejo es que existo.
Si contáramos el número de pendejadaz que cometemos en nuestra vida, nos convenceríamos de que no tenemos alternativa y que nuestras pretensiones no se deben de extender mas allá de la esfera terrestre, hacerlo pone en peligro de contaminar al universo entero de nuestro pendejismo.
Ser pendejo no es vergonzoso, lo es el aparentar que no lo somos.
La pendejez se nutre de nuestra incapacidad para reconocerla.
Eres orgulloso, vanidoso, crees en el heroísmo, nacionalismo, y muchas otras cosas terminadas en “ismo”, no tienes salvación, estas hundido en el fango del pendejismo severo.
Los pendejos aceptamos que algunas veces nuestro pendejismo se traduce en cosas maravillosas, no porque eso sea el distintivo particular de nuestra especie, sino porque en los millones de combinaciones que hacemos, la suerte nos favorece y entonces surge algo que nos hace creer que estamos dejando de ser pendejos.
Una artista es un quien da un toque especial a sus pendejadas.

Quien puede hacer una pendejada nueva es un inventor.
El genio tiene toda clase de pendejadas para sorprendernos.
El poeta la rima
Y el militar las afirma en las batallas.
Un político no se cansa de hacer campaña y de repetir las mismas pendejadas, el inversionista actúa con oportunidad para sacar provecho de las pendejadas de otros y al mismo tiempo aplica su pendejez en los negocios.
El empresario impulsa el desarrollo de la pendejez en muchos sentidos, y existen individuos que no tienen clasificación, se pasan de cualquier medida.
¿Tú, que clase de pendejo eres?

LA FILOSOFÍA DEL PUP: EL PRIMER POSTULADO.

En la antigua Grecia, allá por al año 500 a. C., el gran filósofo, SÓCRATES, sentó los fundamentos para que los pensadores de esa época tuvieran un soporte sólido con el cual empezar cuando expresó su famosa sentencia: “YO SÓLO SÉ QUE NO SÉ NADA”. Esta afirmación cambió la forma de ver el mundo al darle al saber una dimensión limitada, y a la existencia, un rumbo…

Hizo que el hombre se diera cuenta de su pequeño y limitado don del conocimiento y, sin desearlo, sentó las bases para que 2,500 años después, su concepto filosófico diera pie para el nacimiento de una organización con alcance internacional: el PUP.

Sócrates, hombre de su época, puso de manifiesto que el conocimiento, de índole humana al fin, está, en última instancia, a disposición del hombre, así es que la falta de conocimiento (la pendejez) y la esencia del ser no pueden estar escindidas una de la otra, puesto que ambas, en el fondo, son una misma cosa. En estos menesteres de la búsqueda de la verdad y de auto ubicación, cualquiera, al juzgarse a sí mismo de manera integral, no tiene que ir muy lejos para descubrir su verdadera personalidad, ésta, sin lugar a dudas, ha de derivar de este simple razonamiento: si yo no sé nada, ¡soy un pendejo!

La pendejez no necesita aplicaciones forzadas; se impone sola. Por ello, la frase “YO SÓLO SÉ QUE NO SÉ NADA”, aunque parezca paradójica, tiene una fuerza incuestionable, ya que por más que logremos el conocimiento, nuestra ignorancia continuará siendo infinita; en tal virtud, la verdadera felicidad humana radica en complicarse la vida buscando explicaciones para todas las dudas. En todo tipo de situaciones complejas y de la incertidumbre, o cada vez que las circunstancias nos exijan, la mejor válvula de escape con que contamos “HACERNOS PENDEJOS”.

Al actuar de esta forma y aceptando nuestras limitaciones, las relaciones con todos aquellos que nos rodean serán más cordiales, y al tener una interacción menos tensa y, al mismo tiempo, más placentera, nuestra vida se prolongará.

Cuando se fundó el PUP como una organización de naturaleza social y sin carácter partidista se tomó de Sócrates su famosa frase para incorporarla como un concepto fundamental de su filosofía.
Se sentaron sobre las cuales descansan todos los postulados de la organización, ya que en aquel que sabe no sabe nada, acepta que es un pendejo, y al aceptarse a si mismo como pendejo, se aceptan las pendejadas de los demás, y al aceptar que todos en algún momento de nuestras vidas hemos hecho pendejadas de mayor o menor magnitud, o que nos han hecho pendejos de alguna manera (consciente o inconscientemente) e, inclusive, que nosotros mismos nos hemos convertido en expertos en el arte que hacemos pendejos, en ese momento vamos a ser más propensos a tolerar a los demás. Evitaremos, así, la tendencia de querer imponer a otros nuestro modo de ver o de sentir enana determinada situación.

Con base en todo lo anterior, al fundar el nuevo PUP como una organización de individuos tanto masculinos como femeninos, de todas las edades, de todas las razas, de todos los países y de todas las religiones, adopta, desde su fundación, la frase “YO SÓLO SÉ QUE NO SÉ NADA”, y la convierte en el primer postulado de sus estatutos, garantizando, con ello, la universidad del concepto y la igualdad entre todos sus afiliados.

LOS PROTOCOLOS DEL PUP.
1. La pendejez es amorfa, intangible, infinita e inconmensurable.

2. El estado de pendejez es universal, intemporal, impredecible y absoluto, se da indiscriminadamente en mayor o menor grado en todos los humanos por igual (orbe et urbi), sin importar edad, sexo, raza, nacionalidad, religión, preferencia sexual o partido político.

3. La pendejez invade y extiende sus efluvios firme y sigilosamente en las mentes y voluntades de aquellos que no oponen resistencia a sus designios. Además, la pendejez no duele, no es visible (en la mayoría de los casos) y no es contagiosa. No hay vacuna ni antídoto contra la pendejez.

4. No hay peor pendejo que quien niega serlo. El grado de pendejez no se mide ni cualitativa, ni cuantitativamente, no hay pendejos a medias o individuos medio pendejos, cuando se es pendejo, se es pendejo completo. No hay pendejos fugaces ni existe la pendejez pasajera. Además es exactamente lo mismo ser: algo pendejo, medio pendejo, muy pendejo, pendejísimo o pendejisísimo.

5. Por su actitud, sus características y su estatus, al pendejo siempre lo perseguirá la mala suerte. La pendejez es directamente proporcional a la intención de negarla y se refleja en la cara. Es más fácil aceptar ser pendejo, que tratar de demostrar lo contrario.

6. Cuando una persona ha aceptado que es pendejo y la universalidad del concepto, puede controlar, regular e inclusive disimular mejor la naturaleza de su estado, y en consecuencia, aceptar a otros pendejos y sus pendejadas.

7. El pendejo debe aprender a controlar sus emociones y a no ser tan severo consigo mismo, debe aprender a despreocuparse de sus preocupaciones y hacerse pendejo. Está comprobado científicamente que hacerse pendejo es benéfico para la salud mental y corporal de quien lo practica. Quien se hace pendejo diariamente, ¡mantiene al doctor ausente!… hay que practicar esta disciplina al menos una hora diaria.

8. Hay que tener siempre presente que un pendejo pobre, ¡es un pobre pendejo!, así que si quieres tener días felices, hazte pendejo y no analices, pero si quieres llegar a viejo sin arriesgar el pellejo… ¡también, hazte pendejo!

9. Si el destino, la ocasión, la suerte, las circunstancias o tus genes hicieran de ti un pendejo, ¡acéptalo!… se feliz y congruente contigo mismo. Por eso, haz de ti un perfecto, orgulloso, reconocido, intachable y ejemplar pendejo.

10. Por último y como corolario, mantén en alto tu espíritu, se solidario con los de tu extirpe y afíliate al PUP.

LAS 6 VERDADES DEL PUP.

PRIMERA VERDAD:
Nadie puede tocarse las muelas de atrás con la lengua.
SEGUNDA VERDAD:
Todos los pendejos, después de leer la primera verdad, lo intentan.
TERCERA VERDAD:
La primera verdad es mentira.
CUARTA VERDAD:
Estás sonriendo porque eres uno de esos pendejos.
QUINTA VERDAD:
Ya estás pensando en como joder a otro pendejo mandándole estas verdades.
SEXTA VERDAD:
Todavía tienes esa sonrisa de pendejo en tu cara.
Envíalo a otro pendejo y tendrás compañía.
Ya no serás el único.

2. “No corras riesgos… ¡hazte pendejo!”
DÍA MUNDIAL DEL PENDEJO.

Un grupo de estudiosos de la historia (¿mito?) del fenómeno guadalupano entre los que se encuentran los nombres de algunos reconocidos y prestigiados sacerdotes católicos, sostienen que dicho fenómeno el gran fervor por la Virgen de Guadalupe tiene su origen a mediados del sigo XVI. En ese entonces, la iglesia Católica de la Nueva España empleó un sistema frecuentemente utilizado en esa época llamado sincretismos: unió un primitivo rito de los pueblos conquistados a una popular veneración cristiana traída de España. Y es a partir de entonces cuando aparece en escena la Virgen de Guadalupe como símbolo de lo que se supone es el divino milagro del Tepeyac. Y para enlazar lo humano con lo divino milagro del un viejo indio que, según cuentan, llevó el nombre de Juan Diego. milagro guadalupano.

Pues bien: habían pasado muchos años en los que la figura del supuesto nativo del Valle de México era considerado solamente un complemento del fenómeno y el portador de la imagen de la Virgen “milagrosamente” retratada en su tilma. Y no fue si no hasta el año 2001 que el Papa Juan Pablo II, en medio de una gran polémica, lo canonizó, e instituyó el 9 de diciembre como el día de San Juan Diego.

Nosotros los pendejos del mundo afiliados al PUP, no teníamos un Santo Patrono a quién encomendarnos para que nos protegiera de nuestras propias pendejadas y de las ajenas. El comité de Acción Social y de Eventos Extraordinarios del PUP, con la anuencia post mortem de don Hermenegildo L. Torres y la complacencia de todos los socios católicos, había designado, desde hace muchos años, el día de los Santos Inocentes (28 de diciembre) como el día mundial del pendejo, ya que entre pendejos e inocentes, en sí, no hay mucha diferencia. No obstante, la Divina Providencia y la Santa Sede tuvieron a bien de darnos un idóneo motivo para sacudirnos el pendientito. Después de reflexionar, hemos cambiado al 9 de Diciembre el festejo del Día Mundial del Pendejo, y nombrado a San Juan Diego como nuestro Patrono. Esperamos que el Vicario y sus jerarcas en el Vaticano, nuestros bienaventurados Cardenales (Juan Sandoval Iñiguez incluido) y los Obispos de México no esgriman ni argumenten alguna objeción, pues antes de que cante el gallo tres veces, nuestro Santo Patrono tendrá millones de fervientes devotos, y no dudamos que muy pronto podremos estarle colgando a San Juan Diego más milagritos que a cualquier otro miembro de nuestro vasto santoral.

Con estos antecedentes, y no habiendo ningún impedimento moral, ético, legal o religioso, y con la aprobación de todos los miembros internacionales del PUP, a partir del 9 de diciembre de 2004, ha quedado instituido a escala internacional el…
DÍA MUNDIAL DEL PENDEJO Y SAN JUAN DIEGO, DESIGNADO COMO EL SANTO PATRONO DE TODOS LOS PENDEJOS DEL MUNDO.

¡Qué el Vaticano y la ONU tomen nota de lo anterior y le confieren carácter de obligatoriedad!

1. ORACIÓN

2. ¡Oh, Señor, Señor, Señor, mándame pena y dolor, mándame males añejos, pero lidiar con pendejos… ¡No me lo mandes, Señor!

3. PLEGARIA PARA TODOS AQUELLOS OPTIMISTAS QUE CREEN QUE SU PENDEJEZ TIENE REMEDIO:

4. Milagroso san Juan Diego, Concédeme un milagrero, si mi mal tiene remedio, que en el PUP me den cobijo y me quiten lo pendejo.

5. PLEGARIA DE LOS PENDEJOS QUE NO TIENEN PADRE, NI MADRE, NI PERRO QUE LES LADRE: (pendejos desamparados)
6. Milagroso san Juan Diego, de los pendejos, anhelo, te suplico, te imploro y te ruego que en el PUP me den consuelo.

7. JACULATORIA DE LOS PENDEJOS

8. ¡Ay, san Juan Diego bendito, ¡quítame lo pendejito!

9. De los pendejos con iniciativa, ¡protégenos Señor!

10. :: DÍA MUNDIAL DEL PENDEJO.
11.
Existen cuatro razones por las que se entrega una mujer: por su inocencia, por su experiencia, por la insistencia, o por la insolvencia.

REFRANERO.

Los refranes son extractos de la sabiduría popular. El diccionario de la Real Academia define el término “refrán” como “dicho agudo y sentencioso de uso común”. Otra acepción dice que es una sentencia antigua, breve, sutil y graciosa

Estas definiciones de la palabra “refrán” nos confirman que, a final de cuentas, es el ingenio humano el protagonista en la creación de frases y dichos cuando se trata de festejar algún tema singular.

Y hablando de dichos, dicharacheros, refranes e, inclusive, de moralejas, que en su mayoría, constituyen la síntesis de la ancestral filosofía del pueblo, y que la gente siempre pronuncia de memoria. De un autor desconocido del siglo XVI, hemos tomado dos versillos que nos ejemplifican lo que estamos definiendo. El primero dice así:

Refrán es una sentencia y no dicha de cualquiera, mas de persona de ciencia, sacada de la experiencia por muy cierta y verdadera.

El segundo reza como sigue:

Los refranes, al grosero, lo hacen sabio y artero, y aunque parezca conseja, no hay refrán aunque, de vieja, que no sea verdadero.

A lo largo del tiempo, también los pendejos han sido favorecidos e inmortalizados por los historiadores, los juglares y los poetas… De entre todos ellos, hemos recopilado un buen número de refranes con el único y principal propósito de contribuir con nuestro grano de arena para incrementar el acervo cultural de nuestros lectores, amigos

Comenzamos con la antigua lengua latina, en la que nos hemos encontrado algunos que son excepcionalmente buenos, concisos, ingeniosos y de fácil compresión. He aquí algunos:
¡Pedejus numerus es infinitus!
¡El número de pendejo es infinito!

Ya desde los tiempos del antiguo Imperio Romano algunos, siglos antes de Cristo, los césares acuñaron esta famosa frase que por cientos de años se mantuvo guardada en la mente colectiva de la humanidad. El PUP la ha rescatado y la ha grabado con letras de oro en la Rotonda de Pendejos Ilustres de nuestra honorable organización.
1. ¡Interdum pendejus bene loquitur!
¡A veces, de la boca de los pendejos salen cosas buenas!

2. Pendejez, ¡juris non excusat!
3. La pendejez ¡no te exonera de cumplir la ley!

Para aquellos que no lo sepan, la palabra latina “pendejus” se traduce como pendejo, y la traducción de la palabra “pendejez”, en latín libre es “pendejex”
4. Errare commune Est mortalibus… Sempre errare, ¡commune est pendejus!
5. ¡Errar es común en los humanos, pero errar a cada rato ¡es de pendejos!

Ahora, pasemos a disfrutar de un buen número de refranes, sentencias, máximas, proverbios y moralejas en la lengua de Cervantes.

6. ¡Que Dios me libre de un rayo, de un burro en el mes de mayo, y de un pendejo a caballo!
7. Desde que se inventaron las excusas…¡se acabaron los pendejos!
8. Como dijo don Andrés, “Si parece pendejo.. ¡lo es!”.
9. Es como el tío Lolo, se hace pendejo solo!
10. La pendejez es como el dinero…¡No la puedes ocultar!
11. A veces, es buen consejo ¡navegar como pendejo!
12. Amor de lejos…Amor de pendejos!
13. Teniendo tierra y dinero, ¡cualquier pendejo es ganadero!
14. Casarse una vez es candidez, La segunda… pendejez!
15. ¿Güevón, pendejo y vicioso? ¡Jamás le dirán virtuoso!
16. Si es cabrón, cabrón y medio, Si pendejo, ¡me baste medio!
17. Cuando llegan los pendejos…¡se les nota desde lejos!
18. Parece que voy llegando al lugar de mi recreo, no sé qué me está pasando, ¡que puros pendejos veo!
19. ¡Válgame, San Juan Bautista Y también Judas Tadeo, No sé qué tiene mi vista ¡que puros pendejos veo!
20. Caras vemos, pendejos…¡no sabemos!
21. Para educar a un pendejo, Muchísima paciencia.. ¡Qué carajo!
22. De los viejos, los consejos…¡escúchenlos los pendejos!
23. Ya lo dijo don Alejo en su frase dominguera, sólo Adán no fue pendejo, ¡por que no hubo quien lo hiciera!
24. Desconfía del pendejo que te quiera dar consejo!
25. Hacer caso a los pendejos…¡hacer yuntas o aparejos!
26. No es pendejo el que no sabe, ¡sino el que no pregunta!
27. Quien nísperos come, y bebe cerveza, y espárragos chupa, y besa a una vieja, el pendejo ¡ni come, ni bebe, ni chupa, ni besa!
28. El que confíe su mujer a un amigo, al muy pendejo en la frente…¡le saldrá presto el castigo!
29. Quien es cornudo y lo consciente ¡será pendejo para siempre!
30. Unos son pendejos “viejos” y otros son ¡viejos pendejos!
31. Ora Dios por los pendejos…¡para que nunca acaben!
32. La vida es sonrisa y llanto, Y los hombres, a esperanza mía, Somos pendejos que, en romería, Nos dirigimos al camposanto.
33. ¿Pendejos? de que los hay, los hay…¡El trabajo es dar con ellos!
34. Una voz se oyó a lo lejos, que decía en buenos modos: esto no le pasa a todos…¡solamente a los pendejos!
35. Quien presta un libro es pendejo, Pero es más ¡quien lo devuelve!
36. Me extraña, Saldaña…que seas tan pendejo, Alejo.
37. Enfermo que come y mea, ¡pendejo el que se lo crea!
38. Cuando el arriero es pendejo, ¡le hecha la culpa a las mulas!
39. A la madera se les busca el hilo, ¡y a los pendejos, el lado!
40. Preocúpate por despreocuparte de tus preocupaciones… ¡Hazte pendejo!
41. Los lunes y los martes… ¡salen pendejos por todas partes
42. Aprende de las pasadas; saca provecho de las del presente; y así evitarás las futuras… ¡pendejadas!
43. Si quieres cuidar el pellejo, de forma reglamentaria debes hacerte pendejo al menos media hora diaria.
44. Caballo manso tira a penco; mujer coqueta tira a puta; hombre honrado… ¡tira pendejo!
45. Bastón delgadito, reloj en bolsita y anillo en el puro: ¡no tengas duda!, pendejo seguro.
46. Dar con un pendejo rico… ¡es como encontrarse un tesoro!
47. Bien sabe el sabio que no sabe, pero el pendejo… ¡piensa que sabe!
48. Como en la Guerra… ¡los pendejos por delante!
49. Siempre hemos andado lejos de lo que es la realidad: nos asusta la verdad, ¡nos espante ser pendejos!
50. Te lo dije, pendejo: la política es un arte del carajo, que a mi modo de ver tan sólo estriba en besarles el culo a los de arriba, y darles por el culo a los de abajo.
51. A los jotos y a los pendejos, ¡los distingues desde lejos!
52. Ante esposa que se va, y la carta que no llega, es pendejo el que la sigue, ¡pero más el que se queda!
53. Los pendejos y los borrachos ¡son diversión de los muchachos!
54. Yo soy un cristiano Viejo de tradición ancestral; a veces soy medieval, y a veces… ¡medio pendejo!
55. No te confíes, hijo, ni te dejes sorprender, pues al que creas pendejo ¡tu vuela hasta la mujer!
56. El que nace pa´ peninte… ¡siempre trae la “P” en la frente!
57. Zapatos que no hacen ruido, o son de pendejo o ¡son de bandido!
58. Pendejo al volante… ¡peligro constante!
59. Dice que no es muy pendejo, ¡que es nomás de la cabeza!
60. El que es perico donde quiera es verde; y el que es pendejo, donde quiera pierde.
61. Pobre del pendejo que al cielo no va: lo chingan aquí, ¡y lo chingan allá!
62. Fiador que es pagador… ¡es un pendejo mayor!
63. Las pistolas las carga el Diablo, ¡y las disparan los pendejos!
64. Son como los pájaros bermejos, cuanto más azules… ¡más pendejos!
65. Y pa´ terminar…
66. Ya me voy, ahí los dejo, ¡y que viva el vivo del pendejo!
67.
-¿Cómo se supo que había un pendejo en el palenque?
¡Por qué llevó un pato a pelear!
-¿Cómo se supo que allí había alguien aún más pendejo?
-¡Porque apostó todo su dinero a que ganaba el pato!
– Y ¿cómo se supo que allí había un distinguido miembro del “PRI”?
-¡Porque ganó el pato!

El doctor Hunter “Patch” Adams, a partir de finales de los años 60 y principios de los 70 del siglo pasado, introdujo el humorismo al solemne ámbito de la ciencia médica en Estados Unidos. Actualmente, más de 6,000 especialistas sanitarios de ese país aseguran que la risa tiene propiedades curativas y preventivas.

Erasmo de Rotterdam a principios del siglo XVI y Blaise Pascal a mediados del siglo XVII, dos eminencias europeas, coinciden en que debemos adoptar una locura sabia… deliberada… intencional… con el fin de conservar la cordura; de evitar que nos volvamos patológicamente dementes.

POSDATA
Querido lector, te exhorto a enriquecer con tus aportaciones a estas clasificaciones ¿cómo hacerlo? examina con cuidado a todas las personas con las que convives todos los días y preguntarte ¿a este como lo clasificaría? es un ejercicio personal muy divertido. Cuando tengas tu lista, envíala a

ALBERTO CORDOVA CAYEROS
cordovaboss@yahoo.com.mx

“si usted quiere ser recordado cuando falte, escriba cosas que valgan la pena leer o haga cosas que valgan la pena escribir”
(Benjamín franklin)

Anuncios

2 comentarios so far
Deja un comentario

DE VERAS ESTO ES UNA GRAN PENDEJEZ¡¡¡¡
FELICIDADES…
SALUDOS DE UN GRAN PENDEJO….

Comentario por KORONITA

Solicito autorizacion para usar textos

Comentario por Alejandro Ruiz




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s