De la mente de Alberto Córdova


EL PESO EN LA 3 EDAD
marzo 2, 2011, 2:21 am
Filed under: Uncategorized | Etiquetas:

ADULTOS MAYORES FELICES

ADULTOS MAYORES FELICES

PORCIONES DE NUTRICION

PORCIONES DE NUTRICION

EJERCICIOS Y AIRE PURO

EJERCICIOS Y AIRE PURO

FRUTAS Y VERDURAS

FRUTAS Y VERDURAS

como cura la miel

como cura la miel

LAS ENSALADAS COMO GUARNICION O 3 PLATO

LAS ENSALADAS COMO GUARNICION O 3 PLATO

PIRAMIDE ALIMENTICIA PARA MAYORES

PIRAMIDE ALIMENTICIA PARA MAYORES

AP 31
EL PESO EN LA 3 EDAD

Tanto la pérdida como la ganancia de peso se asocian con un aumento de la tasa de mortalidad, frente a conservar un estatus ponderal adecuado
Entre las personas de edad avanzada, la variación del peso es más frecuente que en otras etapas de la vida. Además, estas oscilaciones se relacionan tanto con la ganancia de kilos, como con la pérdida. Según los datos de la última Encuesta Europea de Salud de 2009, se constata que solo entre las personas de más de 75 años se registra un descenso significativo de las cifras concernientes al sobrepeso y obesidad. Al mismo tiempo, aunque menos frecuente, sucede lo contrario: se aumenta de peso y se engorda. Un reciente estudio realizado entre la población anciana europea ha constatado que el mantenimiento de un peso estable en la tercera edad se relaciona con una menor tasa de mortalidad, mientras que tanto la pérdida como la ganancia se asocian con un aumento de la misma.
• Fecha de publicación: 25 de enero de 2011
Situación actual y causas

Las encuestas sobre el estado de salud de la población adulta española muestran un aumento paulatino del porcentaje de sobrepeso y obesidad a medida que aumenta la edad. Ésta es una constante hasta que se considera a las personas de 65 o más años. De esta forma, el grupo de edad de 65 a 74 años alcanza los porcentajes más altos en cuanto a estas variables: el 47,62% padece sobrepeso y el 25,72% obesidad. A partir de los 75 años esta tendencia cambia de sentido y decrece, es decir, aumenta el porcentaje de ancianos con un peso insuficiente. Se pone de manifiesto la ausencia de una correcta alimentación, una característica frecuente en las personas de edad avanzada.
Una de las claves de esta pérdida de peso es la malnutrición, pero influyen otros múltiples factores fisiológicos (mayor número de dolencias o enfermedades, medicación múltiple, pérdida del gusto por los alimentos, disfagia, etc) y sociales (aislamiento, internamiento en residencias), etc. Estos y otros aspectos, en suma, suponen un riesgo mayor de desarrollar un estado depresivo, poco recomendable, ya que se pierde la motivación para seguir una pauta de alimentación adecuada.
EL RIESGO DE PERDER PESO EN EL ANCIANO
Según un artículo de revisión publicado en noviembre de 2009 en la revista “Journal of the American Dietetic Association (JADA)”, la prevalencia de la obesidad entre adultos de edad avanzada ha crecido de una forma importante en los últimos 20 años. Esta situación afecta de manera destacada a la demanda de servicios médicos y de ayuda social.
Las recomendaciones habituales referidas a los beneficios de la pérdida de peso en estas circunstancias no quedan del todo claras entre las personas ancianas, ya que con frecuencia esta pérdida se puede acompañar de una reducción de masa muscular, al tiempo que se agrava la desmineralización ósea propia de estos años.
se debe prestar una atención especial a una serie de nutrientes cuando una persona anciana afronta un programa de pérdida de peso
En esta franja de edad, numerosos artículos han constatado una estrecha relación entre la pérdida de masa muscular y la consecuente disminución de peso, con un aumento de la tasa de mortalidad por cualquier causa, en especial, cuando esta disminución de la masa libre de grasa se registra de forma rápida y es involuntaria. Tal es así, que en un artículo de 2008 publicado en la revista “The Journal of Nutrition Health and Aging” se advierte de que, con el fin de preservar la masa muscular, las estrategias que persigan la pérdida de peso en este tipo de población anciana no deben contemplarse desde la única perspectiva de la reducción de la ingesta calórica. El artículo publicado en JADA señala que se debe prestar una atención especial a una serie de nutrientes cuando una persona anciana afronta un programa de pérdida de peso.
Respecto a los macro nutrientes, es preciso vigilar el aporte de proteínas y, en cuanto a los micronutrientes, hay que atender a la cantidad de VITAMINAS B12 y VITAMINA D, sin olvidar en ningún caso la ingesta de fibra, el consumo suficiente de líquidos y la realización de una actividad física adaptada a las circunstancias individuales.
Los siguientes alimentos no deben faltar en los menús diarios de las personas ancianas: carne magra de pollo o pavo, huevo y pescados (blancos y azules) como fuente de proteína de alto valor biológico, vitamina B12 y D, legumbres, vegetales y frutas de temporada, por su contenido en fibra, agua y demás nutrientes reguladores (antioxidantes, vitaminas, minerales).
LA IMPORTANCIA DE MANTENER UN PESO ESTABLE
Como en cualquier otra etapa de la vida, también en la tercera edad hay una relación importante entre el peso y los predictores de salud. Así queda reflejado en un artículo publicado en agosto de 2010 en la revista “Journal of Internal Medicine”, sobre un estudio de seguimiento realizado entre una muestra europea de personas de más de 60 años. Concluye que en adultos de edad avanzada mantener un peso estable es, desde un punto de vista estadístico, una buena garantía para reducir la tasa de mortalidad. Además, se constata que la pérdida de peso (en particular cuando es involuntaria) se asocia con un aumento de la tasa de mortalidad a corto plazo debido, con probabilidad, a una enfermedad subyacente.
LA PARADOJA DE LA OBESIDAD EN LOS ANCIANOS
Frente a los riesgos sanitarios de mantener un peso elevado conforme a las recomendaciones en todas las etapas de la vida, diversos estudios han señalado la paradoja de la obesidad durante el periodo de la tercera edad. En un estudio de revisión publicado en agosto de 2010 en la revista “Interdisciplinary tópicos of Gerontology”, se pone de manifiesto que a pesar de que el sobrepeso en la tercera edad aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, la tasa de mortalidad por esta patología es menor de lo esperado en virtud de las expectativas.
No obstante, tanto en el artículo mencionado como en otros que abordan el mismo tema, se hace hincapié en los efectos beneficiosos que tendría para la salud la pérdida de kilos de forma adecuada y controlada en las personas mayores con sobrepeso u obesidad. En especial, si ya padecen comorbilidades (otras enfermedades vinculadas con la primera) asociadas a la obesidad, tales como diabetes, enfermedades cardiovasculares y determinados tipos de cáncer.
Se estima que para el año 2050 el numero de personas mayores de 65 años será de mil quinientos millones de personas, esto significara que las personas mayores de 65 años serán mas numerosas a que los niños. Sin embargo los investigadores apuesta que esta nuevas generaciones , a diferencia de las generaciones pasadas no pasaran a una vejez con la carga de enfermedades, dicho de otro modo serán viejos sanos que vivirán de manera durante periodos mas largos, creando un nuevo mercado potencialmente enorme para productos y servicios que favorezcan el bienestar, la movilidad, la autonomía.

QUE DEBO COMER?
Pirámide Alimenticia (ver imagen arriba)

La Guía Pirámide de Alimentos fue desarrollada para personas saludables de dos años en adelante que consumen una dieta típica estadounidense.
Su cuerpo necesita combustible para poder hacer ejercicios y otras actividades físicas, y ese combustible viene de los alimentos. Comiendo los nutrientes correctos en una dieta balanceada ayuda a construir músculos y energía. ¿Pero qué significa una ‘dieta balanceada’? ¿Qué se debe comer, y exactamente cuánto se debe comer?
El diagrama mostrado aquí es la pirámide de comida del Departamento de Agricultura de Los Estados Unidos. Si lo usa como una guía, estará siguiendo una dieta balanceada. La pirámide alimenticia le dice cuántas porciones de cada tipo de comida debe comer por día. También hemos incluido un gráfico que le explica, exactamente, que se considera como una porción de cada tipo de comida. Si usted usa la pirámide alimenticia como una guía, puede ayudarle a prevenir o atrasar algunas de las enfermedades asociadas con el envejecimiento. Por ejemplo, comiendo menos comidas grasosas, reducirá el riesgo de enfermedades cardiovasculares asociadas con la presión alta. Aumentando la cantidad de frutas y verduras que come, reducirá el riesgo de tener algunos tipos de cáncer.
Mirando esta guía alimenticia, verá que la parte más grande de las calorías que consume cada día deberán venir de cereales, y la cantidad menor deberá venir de grasas, aceites, y dulces. Las guías alimenticias ponen un gran énfasis en verduras y frutas, restando la importancia de carnes y productos lácteos.
Algunas personas en la tercera edad están bajo dietas restringidas por ciertas condiciones de salud. La enfermedad renal es simplemente un ejemplo de una condición que a menudo requiere restricciones de ciertas comidas o fluidos. Si su médico o experto en nutrición le ha pedido que siga un régimen alimenticio, por favor siga su consejo.

ENVEJECIENDO CON BUENA SALUD
Frecuentemente, la gente se decide a hacer ejercicio y a comer una dieta balanceada porque quieren controlar su peso. Para mucha gente, estos hábitos saludables resultan en la pérdida de peso… pero esto es sólo una parte de vivir con buena salud. El ejercicio y una dieta saludable no necesariamente lo harán delgado, pero aunque no lo hagan más delgado, pueden ayudar a ponerlo más saludable. Por ejemplo, un estudio mostró que los hombres obesos que estaban físicamente en forma tenían una tasa de mortalidad inferior que los hombres del peso normal, que no estaban físicamente en forma. Eso no quiere decir que ser demasiado pesado esté bien ya que la obesidad trae muchos riesgos de salud. Lo que quiere decir es que es muy importante mantenerse físicamente en forma.
El ejercicio y una dieta saludable son solo una parte para ponerse físicamente en forma. Piense también en otros cambios de estilo de vida que usted puede hacer. Por ejemplo, fumar contribuye a una variedad de enfermedades serias y puede impedir que haga ejercicios. Lo mismo sucede con el consumo excesivo de alcohol. Conjuntamente, los hábitos como el ejercicio, una dieta balanceada, y dejar de fumar le ayudarán a lograr lo que deseamos para usted: Envejecer con buena salud.
LOS SUPLEMENTOS NUTRITIVOS: COSTOSOS Y NO NECESARIAMENTE ÚTILES
Los suplementos son de ayuda para algunas personas de edad avanzada que no pueden comer todos los nutrientes que les hace falta – como vitaminas y minerales. Recientemente, sin embargo, algunos nuevos tipos de suplementos han estado apareciendo en las tiendas aunque no se haya demostrado que mejoran la salud o que sean seguros para el organismo.
Una dieta balanceada es la mejor forma para la mayoría de las personas activas en la tercera edad para obtener los nutrientes que necesitan. Pero la industria del mercadeo y la publicidad hacen un buen trabajo en convencer a la gente que ellos necesitan suplementos nutritivos caros, sin demostrar que son útiles, necesarios, o libre de riesgos. Algunos de estos reclamos dan la impresión que ciertos suplementos pueden restaurar la energía y la fuerza juvenil.
Por ejemplo, un persuasivo empleado en una tienda de alimentos dietéticos recientemente aconsejaba a un comprador interesado en hacer ejercicio, que debería comprar ciertos suplementos a un costo de casi $70 por mes para aumentar su energía y su habilidad de desarrollar músculos. Los suplementos incluían un polvo de proteínas y una píldora de vitamina mineral, conteniendo los mismos ingredientes – y algunas otras substancias de dudosa capacidad para desarrollar músculos o energía en gente de edad avanzada – encontrados en vitaminas genéricas disponibles a menor costo en cualquier farmacia de barrio.
Este comprador de 75 años de edad había seguido por años una dieta excelente basada en la pirámide de comida USDA, y realmente no necesitaba estos suplementos.
A nadie le gusta gastar dinero sin necesidad, pero para personas en la tercera edad con un ingreso limitado – el seguro social, por ejemplo – esos gastos innecesarios pueden privarles de cosas que ellos realmente necesitan (comidas ricas en nutrientes, por ejemplo). Además, demasiada proteína exige mucho de los riñones y puede bajar los niveles de calcio. Aunque las proteínas, las vitaminas, y los suplementos minerales son beneficiosos para aquellos que verdaderamente los necesitan; las dosis excesivas pueden tener efectos secundarios dañinos.
Otro empleado en otra tienda de alimentos dietéticos le dijo al mismo comprador que, si planeaba hacer ejercicios, debería comprar un polvo hecho de proteína, vitaminas, y minerales que costaba $19 por 10 porciones. Tomándolo una vez al día, eso sale casi $60 al mes. Una de las razones para tomar este suplemento, que el empleado le dijo, era porque contenía el mineral potasio, y “la gente de edad avanzada lo necesita más de eso”.
Tomado tal como es sugerido en la etiqueta, el suplemento no hubiera perjudicado a nuestro intrépido comprador. Pero si puede haberle perjudicado el consejo del vendedor que sonaba como si fuese una sugerencia científica comprobada. La sobredosis de potasio puede resultar en una pulsación irregular del corazón e incluso la muerte.
Para la mayoría de las personas de edad avanzada, los suplementos de multivitaminas minerales aprobados por la FDA que contienen potasio están bien, si son tomados como se recomienda. Sería virtualmente imposible que existiera una sobredosis de potasio con comidas que naturalmente tienen ese mineral básico. Hay sin embargo, personas que realmente necesitan suplementos de potasio, prescritas por un médico para condiciones médicas específicas y en cantidades muy específicas, cuidadosamente controladas. El punto que hacemos aquí es, que cualquiera puede decir cosas que suenen científicas, pero no necesariamente quiere decir que esos reclamos sean verdaderos o libres de riesgos. Esta advertencia es especialmente importante para la gente que está en dietas con restricciones especiales – la gente con alguna enfermedad renal, infarto, o la diabetes, por ejemplo.
Tenga cuidado – y consulte con su médico antes de gastar su dinero comprando suplementos que prometen restaurar la energía y la fuerza juvenil.
¿QUÉ ES UNA “PORCIÓN? (ver imagen arriba)
En Panes, Cereales, Arroz y Pasta
1 rebanada de pan
1/2 taza de cereal, arroz o pasta cocidos.
1 onza de cereal seco
En Frutas
1 fruta entera de tamaño mediano
3/4 de taza de jugo
1/2 taza de fruta enlatada
En Verduras
1/2 taza de verduras cocidas
1 taza de ensalada mixta
En Leche
1 taza de leche
8 onzas de yogur
1-1/2 a onzas de queso
Carne, Aves, Pescado, Frijoles Secos, Huevos y Nueces
3 onzas de carne cocida, aves o pescado (3 onzas de carne equivalen aproximadamente al tamaño de una baraja)
1/2 taza de frijoles cocidos o dos cucharadas de mantequilla de cacahuate (maní) o 1 huevo equivalen a 1 onza de carne (alrededor de 1/3 de una porción)
En Grasas, Aceites y Dulces
Úselos con moderación ¿Cuántas porciones diarias necesita?
Mujeres y algunas personas mayores Niños, mujeres adolescentes, mujeres activas, la mayoría de los hombres Varones adolescentes y hombres activos
Grupo de panes 6 9 11
Grupo de verduras 3 4 5
Grupo de frutas 2 3 4
Grupo de leche *2-3 *2-3 *2-3
Grupos de carnes 2 2 3
* Las mujeres embarazadas o alimentando bebés a pecho, los adolescentes y los adultos jóvenes hasta la edad de 24 años necesitan tres porciones.

En el extremo superior de la Pirámide están las grasas, los aceites y los dulces. Estos son alimentos como aderezos para ensaladas, crema, mantequilla, margarina, azúcar, sodas y dulces. Consuma estos con moderación porque tienen muchas calorías proporcionadas por la grasa y los azucares, pero pocos nutrientes
.
¿CUÁL ES EL MEJOR CONSEJO EN CUANTO A LA NUTRICIÓN?
El mejor consejo es seguir las Guías Alimenticias para estadounidenses. Estas son siete guías para una dieta saludable: consejos para estadounidenses saludables de 2 años de edad y mayores. Al seguir las Guías Alimenticias puede disfrutar de mejor salud y disminuir su riesgo de contraer ciertas enfermedades. Estas guías, desarrolladas juntamente por el Departamento de Agricultura (USDA) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), son las mejores y las más actuales consejos científicos en nutrición que forman la base de la política federal sobre la nutrición.
LAS GUIAS ALIMENTICIAS PARA LOS ESTADOUNIDENSES
CONSUMA UNA VARIEDAD DE ALIMENTOS para obtener la energía, las proteínas, las vitaminas, los minerales y las fibras que necesita para la buena salud.
MANTENGA UN PESO SALUDABLE para disminuir su riesgo de tener la presión alta, enfermedades cardíacas, apoplejía, ciertos tipos de cáncer y el tipo más común de diabetes.
SELECCIONE UNA DIETA BAJA EN GRASAS, GRASAS SATURADAS Y COLESTEROL para disminuir el riesgo de ataques cardíacos y ciertos tipos de cáncer. Puesto que la grasa contiene más del doble de las calorías que la misma cantidad de carbohidratos o proteínas, una dieta baja en grasa puede ayudarle a mantener un peso saludable.

Un buen consejo, sustituya el azúcar que no tiene propiedades nutritivas por miel de abeja que si contiene propiedades nutritivas como Complejo B, minerales (la marca Karo es jarabe de maíz y la de maple solo sirve para endulzar los hotcakes)
.
Si toma bebidas alcohólicas, hágalo con moderación Las bebidas alcohólicas proveen calorías pero poco o ningún nutriente. El consumo de alcohol también es la causa de muchos problemas de salud y accidentes, y puede llevar a la adicción.
Una dieta balanceada es importante para todo el mundo, incluyendo personas de edad avanzada. Para saber bien lo que es una dieta balanceada, vea la pirámide de alimentos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos en este capítulo. La guía dice que la parte más grande de las calorías que uno consume cada día deberían venir de comidas basadas en granos; el grupo que le sigue son las verduras y frutas; después el pescado, las aves, las carnes, y los productos lácteos.
Actividad
(15 minutos) Calorías Quemadas
Estar sentado 20 – 25
Caminar 60 – 75
Montar en bicicleta 90 – 115
Correr 145 – 180
Nadar 145 – 180
(Estos números se basan en las observaciones hechas en mujeres y hombres sanos de mediana estatura.)
Mientras menos grasas, aceites, y dulces usted coma, tanto mejor. La mejor forma de obtener los nutrientes que necesita es a través de una dieta saludable, no a través de suplementos caros que quizás no necesite. Los alimentos enteros proveen muchos nutrientes conocidos, y aún otros todavía por descubrir. Usted podrá leer o escuchar muchos reclamos convincentes, que suenen muy científicos acerca de suplementos nutritivos como las mega-vitaminas y los minerales, pero no todos ellos se basan en descubrimientos científicos concretos. Algunos suplementos pueden ser de ayuda en ciertas situaciones, pero hay otros que pueden causar efectos secundarios dañinos. Antes de tomar suplementos de cualquier tipo, consulte con su médico.
Si su médico o su experto en nutrición le ha recomendado que coma o que evite ciertas comidas o fluidos por alguna condición médica, por favor siga su consejo.

POSDATA
La naturaleza nos doto de un solo cuerpo (no hay manera de conseguir uno de reemplazo) así que mejor lo cuidamos dándole toda nuestra atención, en beneficio propio.
Tenemos la fortuna de sobrevivir mas años que otras personas y prolongar nuestra vida lo mas posible. Un refrán dice que “todos nos queremos ir al cielo, pero ninguno tiene prisa por llegar pronto”
¿Que podemos hacer por nosotros mismos? Primero conservar el peso ideal y pedir los servicios de una nutrióloga que nos “haga un traje alimenticio a la medida”
Una correcta alimentación seguida de ejercicios físicos suaves como caminar, andar en bicicleta fija, nadar son buenas ideas.
Personalmente uso una VACUNA ANTI EDAD ALEMANA llamada REGENERESEN, que mi medico me la aplica anualmente, hasta ahora con mucho éxito. (no se vende en farmacias y solo un medico capacitado lo puede aplicar)

Alberto cordova cayeros
cordovaboss@yahoo.com.mx

UNA DEFINICIÓN DE LA VEJEZ ES LA FALTA DE ADAPTACIÓN.
La juventud ¿bendición o maldición? Ser joven es una bendición pero de muy corta duración,. Es una maldición por que enfrentan sus demonios internos como son la escuela y los exámenes, conseguir ser aceptados dentro de grupos. Sufren de depresiones, rechazos, burlas y acné.
La madurez ¿maldición o bendición? Ser maduro es tener Canas, arrugas, dejar de ser esbeltos. Es una bendición significa que ya vivimos mas años y con ello la experiencia. Ahora tenemos tiempo exclusivamente para nosotros, para leer, ir al cine, a los museos, a los viajes, de convivir con nuestros nietos
¿se gana o se pierde cuando nos convertimos en adultos mayores? se pierde algo, pero se gana por que nos disfrutamos mas años de vida

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: